top of page

DÍA 11. APRENDE A DELEGAR

Actualizado: 13 mar 2023

¡Bienvenida/o, Souler, al día 11 de nuestro reto de productividad!


Hoy hablaremos sobre cómo delegar tareas para aumentar nuestra eficiencia y reducir el estrés.


A menudo, nos sentimos abrumados por la cantidad de tareas que debemos hacer, lo que nos lleva a la sensación de no tener suficiente tiempo. Afortunadamente, delegar tareas puede ser una excelente solución.


Estos son los pasos que deberías seguir para delegar tus tareas en otra persona correctamente:

  1. Identifica las tareas adecuadas para delegar: Antes de delegar, asegúrate de que la tarea sea adecuada para delegar. Deberías delegar tareas que no son cruciales para ti, que no requieren tus habilidades especializadas y que no son de alta prioridad. De esta manera, podrás enfocarte en las tareas más importantes y dejar que otros se encarguen de las tareas más rutinarias.

  2. Elige a la persona adecuada para delegar: Cuando delegues, asegúrate de elegir a la persona adecuada para la tarea. Busca a alguien que tenga las habilidades necesarias y que esté disponible para realizar la tarea en el plazo que necesitas. También es importante que la persona esté dispuesta a aceptar la tarea y tenga la motivación suficiente para realizarla.

  3. Comunica claramente las expectativas: Para que la delegación sea efectiva, es importante comunicar claramente las expectativas. Asegúrate de explicar qué se espera de la tarea y cuáles son los resultados esperados. También es importante establecer un plazo para la tarea y asegurarte de que la persona tenga la información necesaria para realizar la tarea.

  4. Proporciona los recursos necesarios: Asegúrate de proporcionar los recursos necesarios para que la persona pueda realizar la tarea de manera efectiva. Esto podría incluir información, herramientas o equipo. Si la persona necesita capacitación adicional, asegúrate de proporcionarla.

  5. Establece un seguimiento: Es importante establecer un seguimiento para asegurarte de que la tarea se esté realizando de manera efectiva y dentro del plazo establecido. Puedes establecer reuniones de seguimiento regulares para verificar el progreso y hacer ajustes según sea necesario.

  6. Reconoce y agradece: Cuando la tarea se haya completado con éxito, asegúrate de reconocer el esfuerzo y agradecer a la persona que realizó la tarea. Esto puede ayudar a motivar a la persona para futuras tareas delegadas.


Aquí hay algunos ejemplos de tareas que podrías delegar:

  • Administrar tus correos electrónicos o redes sociales.

  • Hacer compras o recados.

  • Hacer la limpieza del hogar.

  • Mantener tu sitio web o blog actualizado.

En resumen, delegar tareas puede ser una estrategia muy efectiva para aumentar la productividad y reducir el estrés. Al identificar las tareas que puedes delegar y buscar a alguien de confianza para hacerlas, podrás enfocarte en las actividades más importantes y lograr tus objetivos con mayor eficiencia.


Puede que dé un poco de miedo pero, anímate a delegar y disfruta de más tiempo libre. 🖤

0 comentarios

Comments


bottom of page